Passa al contingut principal

Cinco días de verano en Nueva York. 2017

2017 fue un año muy viajero sobretodo para Altea, Pau y para mí. A parte de nuestro viaje a Tailandia juntos, convencí a mi madre para que nos fuésemos las tres chicas en un viaje por Estados Unidos. Ella siempre había querido hacer la costa oeste y el 2017 era un buen año para cumplir ese sueño. Mi padre nunca ha tenido especial interés en ir a Estados Unidos pero claro, ¿cómo iba a decir que no si iba su nieta? Para ‘contentarle’ decidimos incluir una extensión a Nueva York ya que nuestra idea inicial era hacer costa oeste solamente. Os cuento aquí toda nuestra ruta por Nueva York.

Nos reservamos con Iberia tres trayectos: Madrid – NY, NY – San Francisco y Los Ángeles – Madrid. Nos costaron 1820 euros. Es dinero pero teniendo en cuenta que no era un ida y vuelta y que quisimos ir directos se nos disparó el presupuesto.

Alquilamos un coche para ir a Madrid puesto que eramos tres adultos y Altea y nos salía mejor que ir con el AVE y nos quedamos a dormir cerca del aeropuerto.

Día 1

Salimos con destino NY a medio día. El vuelo tenía un horario estupendo y lo pasamos tranquilo. ¡Altea se portó fenomenal! Cuando llegamos a JFK recogimos el equipaje y cogimos un taxi para ir a nuestro apartamento en la quinta con la 112. El apartamento estaba fenomenal, bien situado, limpio, con habitaciones amplias… Como era buena hora nos fuimos a hacer una rueda de reconocimiento, a comprar para los días que venían, cenar y dormir. Altea se nos puso con fiebre y tuvimos que darle apiretal. ¡Menos mal que se puso buena enseguida!


Día 2

Aprovechando la diferencia horaria nos levantamos muy pronto. Desayunamos y nos fuimos en metro hasta Union Sq. Dando un paseo nos visitamos el SoHo, Greenwich Village, Chinatown… Hacía un tiempo buenísimo lo que nos permitió disfrutar de la ciudad a tope. 


Cuando se hizo la hora de comer nos fuimos hacia Little Italy y en la calle Mulberry entramos a un italiano. Pequeño, nada pretencioso, pero muy bueno. Hay muchos y todos tienen una pinta muy recomendable.


Tras descansar un poco los pies mientras comíamos nos hemos ido en metro hasta la quinta avenida para ver el Plaza Hotel, entrar a Tifanny’s y otras tiendas que hay que son una auténtica muestra de arquitectura.


De ahí andamos hasta la iglesia de St Patrick y luego hasta el Rockefeller. Compramos las entradas y como van por cupos de hora y nos faltaba un rato todavía nos fuimos hasta Times Sq y Broadway. Luego regresamos para subir al Top of The Rock. Había una sala con una instalación de luces en la que Altea se lo pasó en grande.

  

Cuando terminamos, nos fuimos hacia casa en metro a descansar. Para ser el primer día completo lo aprovechamos al máximo.

Día 3

Nuestro segundo día completo en Nueva York no se quedó atrás. De buena mañana hicimos el High Line. Es una ruta que recorre las antiguas vías de los trenes de mercancías que lo han arreglado con bancos, zonas verdes, tiendecitas muy monas…

Paramos en el mercado de Chelsea que estaba a tope de gente y se nos iban los ojos tras la comida tan rica que había.

Acabamos en el Gallow Green. Es una terraza en el antiguo hotel McKittrick. Nos lo recomendó una chica que vive allí y claro, territorio sin explorar de turistas. En la terraza montan un bufet con comida muy rica y siempre hay una banda tocando. Es un sitio fantástico que me encantó. La comida, las vistas, la decoración rústica, la música… Altea se hizo amiga de los músicos y le dieron unos shakers para que tocara con ellos.


Después de comer nos fuimos hacia el Lincoln Centre y más tarde a Central Park. Alquilamos unas bicis y dimos una vuelta parando en algunas zonas emblemáticas del parque. La fuente de Friends, el lago, el puente… Como comenzó a llover nos fuimos hacia casa a tomarnos unas cervecitas y a descansar.

 


Día 4

Nos despertamos el tercer día y tras desayunar nos fuimos hacia la City Hall. Ver como se mezclan los edificios antiguos con los nuevos es espectacular. 


De ahí, andando llegamos hasta el puente de Brooklin y lo cruzamos andando. Dimos una vuelta y nos compramos un café calentito y un pedazo de tarta de chocolate que quitaba el sentido.


Luego regresamos hacia Wall Street. Comimos en un vegetariano buenísimo y muy bien de precio cerca de donde salía el ferry hacia Staten Island. Elegimos subir a este ferry porque es uno de los que más cerca pasa de la Estatua de la Libertad. Fuimos y regresamos sin quedarnos en la isla.

Regresamos al apartamento a descansar y ducharnos porque a las siete venia una Limusina a por nosotros. Le dijimos al conductor que nos diese una vuelta por Nueva York y nos llevase a cenar a un mexicano. Lo disfrutamos mucho sobretodo Altea que comió todo lo picante de la carta.

Día 5

Nuestro último día completo en Nueva York comenzó con la visita al MoMA. Una conocida de mi padre que trabaja allí nos abrió esperaba para visitarlo. Sobre el MoMA pocas cosas se pueden añadir a lo ya escrito en otros blogs y libros. Allí puedes dedicar todo un día entero y perderte entre sus salas disfrutando de grandes obras y descubriendo pintores nuevos. El MoMA era mi asignatura pendiente de mi última visita a esta ciudad.

Nos perdimos en La Noche Estrellada, visitamos a las Señoritas de Avignon, vi por fin a mi querida Frida y disfruté mucho con Pollock entre otros. Como Altea comenzaba un poco a impacientarse fuimos al kids lab. Una zona habilitada para niños con juguetes de madera, colores y muchas actividades para que los niños desarrollen el amor por el arte y la creatividad. ¡Altea lo disfrutó a tope!

 
       



Cuando salimos de allí estaba lloviendo así que comimos en Le PanQuotidien cerca de la quinta. Es una cadena de comida con muchas ensaladas, sopas, bocatas… Al terminar bajamos hasta el Flatiron. ¡Vaya vistaza!


De allí fuimos paseando hacia la parte más antigua de Nueva York: la zona holandesa. Con edificios muy bien conservados nunca había estado allí. Cogimos un taxi para irnos hacia la Zona Cero y la estación de Calatrava. La zona me puso un poco tensa. Hay muchísima seguridad, tanta que no puedes ni apoyarte en un árbol, ni atarte la zapatilla cerca de una rejilla porque enseguida aparece un señor armado hasta los dientes a decirte que te apartes…

La última noche cenamos en el bar de bajo de casa. Cenamos pronto para irnos hacia el aeropuerto a las cuatro de la mañana que salía nuestro vuelo hacia San Francisco. Cuando llegamos al aeropuerto nuestro vuelo no constaba en ninguna pantalla. Nos acercamos ya nerviosos al mostrador y nos dijeron que Iberia había informado que el vuelo salía una hora más tarde. Nosotros no habíamos recibido tal notificación. Gracias Iberia por el servicio tan maravilloso... ya he perdido la cuenta de todas las veces que hemos tenido algun problema con vosotros...


El viaje continua hacia California y toda nuestra ruta continua en otro post 


Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

6 días en Canarias

Viajar en Navidad tiene muchas ventajas y algunos inconvenientes y yo soy más de mirar el lado positivo de las cosas por lo que tras pasar la Nochevieja en Paris en 2016 y en Bélgica en 2017 decidimos volver a viajar pero con una condición: no queríamos para nada pasar el frío que vivimos años anteriores... Tras barajar las múltiples opciones de zonas cálidas como el Caribe o Marruecos al final encontramos unos vuelos con Ryanair a Canarias. Un Valencia-Tenerife Sur y un Lanzarote-Valencia a un precio asequible… ¡Asequible para las fechas claro! 206 euros el primero y 96 euros el segundo. Para movernos entre islas miramos ferry y avión y claro, el segundo mucho más corto y barato. Reservamos un Binter que nos costó 96 euros. Por lo que el total de vuelos ascendió a 398 euros por persona. Barato no resultaron pero si pensamos que visitamos dos islas y que no tendría que coger las bufandas, botas y abrigos gordos...¡casi me pareció hasta regalado!
El viaje quedaba organizado del 27 al …

República de Sudáfrica y Suazilandia

Este año quisimos dar un giro radical a todos los destinos que nos habíamos planteado anteriormente. Al regresar de la India estuvimos pensando en lugares que combinasen frío; que no fuese Asia para descansar de Japón, India o Tailandia; que presentasen un atractivo especial para Altea... Mirando opciones quisimos probar suerte en África pero ¿dónde ir? Muchas posibilidades.... estuve mirando blogs tan maravillosos como el de Algo que recordar o El rincón de Sele. Igualmente contacté con Paco Nadal. Los tres coincidieron en lo mismo: un país con naturaleza espectacular, con safari para ver a los big five, accesible y conducible... SUDÁFRICA (y dada su proximidad...SUAZILANDIA)
Fue entonces cuando comenzamos a buscar y mirar rutas, trayectos... Cada vez más seguros de la elección. Nuestro plan como siempre comprar los billetes en Navidad y poco a poco reservar alojamientos, tours...pero llegó noviembre y unas lluvias nos dejaron sin cole y sin poder salir de casa.  Para matar…

Visita exprés a la Alcarria

A mediados de julio nos salió la oportunidad de visitar los campos de lavanda de Brihuega. No nos lo pensamos dos veces. Mis padres, Altea y yo nos montamos un viaje de dos días por la zona para conocerlos de primera mano.
Nosotros estábamos alojados en Marina D'Or durante cuatro días para asistir al FIB. Así que decidimos unir un viaje con el otro. El lunes posterior al festival salimos dirección Sigüenza.
La comarca de la Alcarria se conoce por tener unos pueblos muy bonitos y comer muy bien. Es muy conocida por el cultivo de las flores aromáticas por lo que las mieles, jabones, aceites y por la literatura. Sus pueblos aparecen en muchas novelas como en Viaje a la Alcarria de Camilo José Cela.
Uno de sus pueblos más emblemáticos es Brihuega. Famoso por los inmensos campos de lavanda que lo cubren, en julio se encuentran en plena floración. No en vano celebran el Festival de la Lavanda. Durante ese fin de semana el pueblo se viste de violeta y se celebran conciertos, catas y mu…